El policía Higinio Arévalos Sosa, quien presta servicio como personal de planta en la Subcomisaria 06, Rosario Tatuy, en estado etílico y armado, atropelló una vivienda, ingresó a la habitación de una adolescente de 16 años y la quiso llevar a la fuerza. El hecho sucedió en el distrito de Boquerón, departamento de Caazapá.


El padre de la chica, Blanco Darío Román Sosa (43) peleó con el uniformado quien disparó varias veces dentro de la casa, el hombre logró encerrarse con su hija en otra habitación desde donde llamó al 911 a hacer la denuncia.

A la escena llegaron personales de la Comisaría 11 de Boquerón con el jefe de esta dependencia, Crio. Carlos Baeza, pero no ingresaron a la casa ni arrestaron a su camarada sino que lo alejaron y hablaron con él, no quisieron tomar la denuncia por lo que Blanco Darío Román Sosa fue hasta la Comisaría 1ª de Caazapá donde si actuaron y aprehendieron al personal policial.

Por si fuera poco, tras verificar la chapa del vehículo Fiat Palio en el que circulaba el policía Higinio Arévalos Sosa, se constató que corresponde a una camioneta doble cabina, marca Chevrolet, modelo S10, año 2011, color gris, propiedad de Iván Roberto Camargo. Incautaron armas, bebidas alcohólicas y el vehículo.

 

policia

auto7

Compartí: