Este viernes desde las 20:00 tendrá lugar la performance poética “Di-Tirá- Mbica” en el Ateneo Paraguayo, sitio Nuestra Señora de la Asunción 820, Asunción. La misma estará a cargo del poeta Orlando Orué en la interpretación de sus textos, y de Manuel Martínez Domínguez al piano. El acceso es libre y gratuito.


Los textos son poemas del recientemente aparecido libro “Tris, el trombón del deprequiebre” (Arandurá, 2018) de Orué, que, si bien tienen la égida de la libertad formal, tienen la práctica posmoderna de la referencia textual y el intertexto. No exentos de romanticismo, estos versos recurren al pasado y la tradición invocando nombres como Novalis, Blake o Rachmaninoff o formas como el soneto.

A la práctica mimética de la poesía, el evento propone la práctica abstracta de la música. Así, este encuentro literario/musical pretende dar cuenta de la relación siempre tirante entre texto y música, figuración y abstracción.

Las reflexiones en torno al maridaje entre música y palabra todavía siguen en la arena de discusiones en el ámbito de la Estética.

Así, esta tensión se presenta como una elipse con dos focos o polos: por un lado, un foco luminoso representado por la palabra, por el texto, que en este caso pide auxilio a la tradición; y por otro, un foco oscuro, representado por la abstracción pura del sonido, cuyas combinaciones “de manera agradable al oído” la cultura occidental ha estatizado y lo denominó Música.

El foco luminoso y apolíneo de la poesía estará dado por la interpretación de Orlando Orué. El foco oscuro y dionisiaco de la música estará dado por el piano de Manuel Martínez Domínguez.

Orlando Orué ha publicado “Pensamiento en éxtasis” (2017), “Oep” (2018) y “Tris”, también en este mismo año. Es residente y activista del espacio cultual alternativo Literaity. Siempre en actividad, actualmente se encuentra esculpiendo su nuevo poemario: “Plectros para el olvido”.

Manuel Martínez Domínguez es historiador, artista y docente. Estudió piano en el Ateneo con Jack Heidelberg (discípulo de Aaron Copland), con Pierre Jancovic, con Lilian Díez Serrano (con quien hacía dúos a dos pianos) y con María Luisa Báez Vergara (con quien culminó sus estudios).

El encuentro es una propuesta que rechaza todo sesgo moderno en tanto la novedad como valor de alta estima, y acoge la reinterpretación de obras canónicas, el pastiche, la parodia, el azar y la improvisación musical como medios para dar cuenta de una pos-modernidad contemporánea.

Fuente: Agencia IP

Compartí: