Las brutales explosiones, el choque de titanes metálicos y el apocalipsis tecnológico de "Transformers" abren paso ahora a la comedia de aventuras ochenteras "Bumblebee", que renueva la cartelera de cine local este 27 de diciembre.


Escapándose en 1987, Bumblebee encuentra refugio en un desarmadero cercano a una playa de California. Charlie, de 18 años, buscando su lugar en el mundo, descubre al vehículo destruido con las consecuencias de la guerra encima.

Si las cintas de “Transformers” se habían basado en la acción frenética, el ruido constante y la adrenalina en cada centímetro de la pantalla, “Bumblebee”, adopta un novedoso y estimulante punto de vista para la saga al inspirarse en las comedias y los filmes de aventuras que popularizaron directores como Steven Spielberg.

En “Bumblebee”, Charlie (Steinfeld) es una amante de The Smiths, apasionada mecánica y trabajadora ocasional en un puesto de comida que, como mandan los arquetipos de la adolescencia, no logra encontrar su lugar en la California de los años ochenta.

Marcada, además, por la muerte de su padre, Charlie halla en un desguace un viejo escarabajo amarillo que, bajo la apariencia de un coche, esconde a Bumblebee, un autobot (facción de robots sensibles del planeta Cybertron en Transformers) que se ha refugiado en la Tierra huyendo de la extinción de su especie en la otra punta de la galaxia.

“Está en un momento de su vida en el que le falta una dirección, apoyo y comprensión. Y entonces encuentra a Bumblebee en el momento perfecto: alguien que puede llenar ese vacío”, indicó la protagonista, Hailee Steinfeld acerca de la peculiar pero también afectuosa amistad que une a esta joven con el robot.

“Esta es la historia del origen de Bumblebee. Y la vemos de una manera que no habíamos visto en anteriores películas. Aquí podemos conocer quién es y cómo llega a convertirse en el Transformer que todos conocemos y amamos”, añadió.

Compartí: