La agente fiscal Marta Leiva, de la Unidad Especializada de Delitos Ambientales de Coronel Oviedo, encabezó una comitiva ambiental en un procedimiento llevado a cabo tras una denuncia formulada por pobladores de la zona denominada “Pindoty”, de un distrito de la capital ovetense, donde se encuentra instalada una planta de tratamiento de aguas residuales de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A. (Essap).


La representante del Ministerio Público señaló que la planta de tratamiento tiene una conexión con un arroyo que cruza varias Compañías de la ciudad de Coronel Oviedo, en inmediaciones del lugar de control fiscal desarrollado.

Durante la diligencia de verificación, la fiscal Marta Leiva pudo constatar que el agua del arroyo tiene un color verde que hace presumir la existencia de posible contaminación. “Este color verde persiste por todo el recorrido del arroyo, e incluso la comitiva (en la que participaron varias instituciones gubernamentales) llegó hasta el distrito de Nueva Londres y se sacaron muestras de agua en varios puntos, primero de la boca de descarga de la planta de tratamiento, así como aguas abajo, que se estarán analizando posteriormente”, refirió la fiscal interviniente.

 

Además de los funcionarios de la Dirección de Delitos Ambientales del Ministerio Público, también formaron parte de la comitiva ambiental que inspeccionó el arroyo, funcionarios del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN) y de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A. (Essap) quienes también tomaron muestras de las aguas del arroyo verificado.

 

Compartí: