El servicio anual de recolección de la numerosa fruta, que en esta época del año cae de los numerosos árboles de mango que pueblan calles, plazas y jardines de Asunción, prevé destinar parte de su peculiar cosecha de este año a la elaboración de cerveza. Cada verano, un peculiar camión denominado el "Mangomóvil", recorre los 68 barrios de la capital en busca de una peculiar materia prima, que crece gratis en los árboles más abundantes de la ciudad.


La novedad de este año, es que buena parte de los mangos recogidos por el servicio municipal se destinarán a la elaboración de cerveza, según explicó a Efe la coordinadora del proyecto, Domi Benítez.

Benítez explicó que la Municipalidad “tiene a su cargo la recolección” y “clasificación” de la fruta, en función de las que son “aptas para el consumo” y las que no, y que después se donan a empresas privadas que elaboran productos alimenticios con ellos.

De la venta de esos productos, detalló, dichas compañías “nos otorgan 30 o 40 becas anuales para estudiar gastronomía en las altas escuelas de Asunción”.

Dichas becas están destinadas a “personas de las zonas más vulnerables” de la ciudad, donde llevan a cabo una selección entre las que están interesadas en participar, cuyo perfil más habitual, según la coordinadora de la iniciativa, “son señoras, cabezas de hogares y madres solteras”.

Hasta la fecha, unas 120 personas se han beneficiado de esas ayudas, según subrayó Benítez.

La iniciativa surgió, dijo Benítez, para “resolver un problema específico” que es el de la “recolección de la fruta” que “no podemos juntar con la recolección normal por el gran peso y porque la fruta tiene un ácido que descompone” la caja compactadora de los camiones de basura.

Afirmó que, aunque antes ya se recogía la fruta caída de los árboles en la época estival, a partir de 2016 “vimos la necesidad de ir elaborando productos” a partir de los mangos, con la idea de “aprovechar una fruta que tenemos en grandes cantidades” y cambiar la mentalidad de la gente, enseñando que el mango no es basura.

Así es como, desde hace tres años, los diez recolectores y dos camiones que conforman el equipo recolector de mangos que trabaja en dos turnos, reciclan un producto natural, transformándolo en “mermeladas, dulces y este año, cervezas”, que antes acababa en los vertederos asuncenos.

Sin embargo, la producción de cerveza este primer año se verá mermada debido a que este año “hubo una disminución importante de la fruta por factores climatológicos, que también afectaron a la floración de los árboles”, explicó la coordinadora del proyecto.

Según los datos que maneja, en 2017 la iniciativa “Mangomóvil” recogió “2.400 toneladas” de mangos aprovechables en los dos meses que dura la campaña, diciembre y enero, mientras que en las apenas dos semanas que llevan trabajando este año, sólo han recogido 10 toneladas de esa fruta.

Benítez explicó que, aunque recogen los mangos de las zonas públicas, también funcionan como un “servicio al que la ciudadanía puede llamar” para que el “Mangomóvil” pase a recoger los frutos a sus casas, por lo que recomiendan a los vecinos que recojan la fruta de sus jardines y “la guarden en la heladera” para que no se deteriore hasta que pasen a buscarla.

Asimismo, indicó que una parte de la recolección de cada año se destina a las penitenciarías de la ciudad, aunque sin pasar por ningún proceso de elaboración.

Actualmente la Municipalidad de Asunción no dispone de datos acerca de la población de árboles de mango que hay en la urbe, aunque se encuentra planeando una “aplicación” para conocer la “densidad demográfica” de esa planta en los diferentes barrios capitalinos, para optimizar futuras recogidas, culminó Benítez. EFE

Compartí: