El socio del cambista brasileño Darío Messer, su compatriota y empresario Bruno Farina, reclamado por Brasil por corrupción y lavado de dinero y detenido este miércoles en Paraguay, optó por aceptar su extradición a Brasil durante la audiencia de identificación.


El detenido se acogió de manera voluntaria al trámite simplificado de extradición vigente entre los países miembros del Mercosur (Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay), ofrecido por los representantes de la Fiscalía, según publican los medios locales.

Farina fue aprehendido en la noche de este miércoles en un lujoso complejo residencial de Hernandarias (departamento de Alto Paraná), un día después de haber llevado a cabo dos allanamientos en ese mismo recinto en busca del empresario, al que no se encontró en ese momento.

Las autoridades brasileñas consideran al empresario socio del cambista Darío Messer y se encontraba prófugo de la Justicia de Brasil desde abril pasado, donde tiene pendiente una condena a 30 años de prisión por los delitos de lavado de dinero, corrupción, evasión de divisas y asociación criminal.

Messer también se encuentra prófugo de la Justicia brasileña por esos delitos y por realizar presuntamente operaciones millonarias de lavado de dinero que habrían movido 1.600 millones de dólares en 52 países.

Además está imputado y declarado en rebeldía en nuestro país.

La Fiscalía sostiene que Messer, su hijo y un primo del expresidente Horacio Cartes (2013-2018) habrían realizado operaciones irregulares en Paraguay por un monto de 40 millones de dólares y a través de tres empresas de las que eran accionistas.

Compartí: