Ante la cena de Año Nuevo, profesionales la de salud del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, aconsejan evitar transgresiones alimentarias y de bebidas alcohólicas, sobre todo aquellos pacientes con patologías de base como diabetes, hipertensión arterial y obesidad.


Desde Clínicas explican que lo ideal es que todos se cuiden, pero sobre todo aquellos pacientes diabéticos, los conocidos hipertensos, con dislipidemias que son colesterol y triglicéridos altos y los obesos, ya que son pacientes que tienen de cinco a 10 veces más de posibilidades de hacer crisis hipertensiva, infartos, accidentes cerebros vasculares o derrame cerebral, si hacen abusan con los alimentos y bebidas con alcohol o gaseosas azucaradas.

También los pacientes ya con dislipidemias tienen mucho riesgo de hacer politransgresiones: pancreatitis aguda que es un cuadro muy grave con alta mortalidad, entonces estos son los pacientes que deben tratar de alimentarse bien y no exagerar o salir de esa rutina.

Se recomienda que debido al calor, no se deben utilizar mayonesas porque suelen descomponerse y acarrean muchos cuadros de gastroenteritis, por lo que es importante tratar de conservar bien las comidas y no consumirlas pasadas dos a tres días.

Se insta a acudir a las consultas ante cualquier síntoma. Cuidarse de los golpes de calor, utilizar remeras claras, protector solar, estar bien hidratados, tomar de dos a tres litros de agua al día, no salir a toda hora del aire al calor.

La idea es que los pacientes no se olviden de una alimentación saludable y de la actividad física, sobre todo en estas fechas donde abundan las comidas y bebidas alcohólicas.

Los hipertensos, diabéticos, mucha precaución porque al día siguiente vienen los problemas como picos de presión, exceso de azúcar en la sangre, por lo que es fundamental que sigan la alimentación saludable, aumenten frutas y verduras ricas en potasio ya que son diuréticos y favorecen al cuerpo; es preferible que eviten sal y los enlatados con mucho sodio.

En cuanto a los aderezos como la mayonesa, salsas, cremas de leche, el típico vitel toné, tratar de alivianar un poco usando guarniciones dietéticas, quesos cremas en vez de la crema de leche y saber que se tiene que preparar lo justo y necesario atendiendo  que con el calor pueden descomponerse rápidamente y aparecen las intoxicaciones, sobre todo cuando hay mucha grasa y se quedan a temperatura ambiente. Es importante cocinar para el día y que termine en el día. El aceite de oliva es muy saludable, los ácidos grasos que tienen son buenos para el corazón, disminuyen el colesterol malo, aumentan el bueno, se utiliza sobre todo para personas con enfermedades cardiovasculares.

Los postres, lo ideales que sean las frutas, lo más fresco, que devuelven las vitaminas y minerales que se pierden con la transpiración, entonces se puede optar por ensaladas de frutas o hacer algún postre como brochette de frutas, salsas naturales, licuados con yogur o con gelatina dietética que sea fresco y saludable.

Para tomar, lo recomendable son jugos naturales, en agua, en la Nochebuena y año nuevo, bebidas dietéticas, jugos o gaseosas; por lo menos que sea la cero. En cuanto a alcohol, para brindar una copa de vino y medirse en el alcohol. Es importante que las personas se acostumbren a leer las etiquetas de lo que consumen.

Compartí: