Descargar el Audio

En la madrugada del miércoles, Juan Gavilán se encontraba en una plaza del barrio San Miguel de San Lorenzo, junto a unas amigas, cuando cuatro agentes de la Comisaría 53 le solicitaron sus documentos y la prueba del alcotest. El joven denuncia que tras negarse a hacerlo sufrió severos golpes por parte de los uniformados.


Gavilán relató que estaba en compañía de dos compañeras de trabajo cuando se disponía a subir a su vehículo, cuando llegó la patrulla. “Me pidieron documentos y le entregué. Me preguntaron qué hacía ahí y porque estábamos ahí y que había que hacer alcotest en la comisaría, me hablaron de forma prepotente”.

Comentó que en ese momento inició la grabación de un video en el celular, lo que supuestamente provocó la reacción de los uniformados. “De mi auto me sacaron a golpes. Eran tres hombres y una mujer los policías, me empezaron a pegar entre todos y me ahorcaron, yo estaba de espaldas y cuando caí al suelo me empezaron a patear. En la comisaría me seguían pegando y me sacaron el celular y borraron el video del teléfono pero el audio no pudieron borrar”, continúo.

Con respecto a las mujeres que lo acompañaban, dijo que una de ellas se fue y la otra vio todo lo qué pasó. “Cuando fui a la fiscalía les conté lo qué pasó pero nada no me dijeron ahora estoy en la fiscalía de DDHH haciendo la denuncia”.

El abogado defensor, Derlis Morel dijo que la denuncia fue levantada contra los policías por lesión corporal en el ejercicio de la función pública independientemente al proceso que se abra en contra de su cliente.  “Vamos a buscar hacer el reconocimiento de los policías para que mi cliente pueda identificar a los uniformados. El fiscal que toma nuestra denuncia es Rogelio Ortuzar. Tenemos los informes médicos y la testifical de las dos señoritas”, puntualizó.

Compartí: