Descargar el Audio

El director de la la Patrulla Caminera, Luis Christ Jacobs, explicó los alcances de la legislación de tránsito que busca la tolerancia cero de alcohol al volante y que establece faltas en leves, graves y gravísimas. A pesar de la aplicación de controles y multas, los percances de tránsito continúan ocurriendo por la falta de conciencia de la ciudadanía. "Yo pienso que se debería cambiar la Ley y agregar algunos días de cárcel", opinó.


Jacobs explicó que desde 0,80 ya hay serio déficit en cuanto a la reacción del cerebro, “la percepción mental de un alcoholizado es que se siente capaz pero en realidad sus reflejos están afectados. A partir de 1,20 ya corre peligro de entrar en coma alcohólico es la media que toma la ley porque depende de cada metabolismo”, dijo.

Agregó que para la aplicación de la ley, no hay brecha. “A partir de 0,01 ya es falta leve”.

Compartí: