La Fiscalía informó que abrió una investigación por "trata de personas con fin laboral", ante el supuesto secuestro en Ucrania del hermano y el sobrino del exportero de la selección paraguaya de fútbol, José Luis Chilavert, que acudieron al país para firmar un contrato de trabajo.


La fiscal Nathalia Acevedo, de la Unidad Especializada en la Lucha contra la Trata de Personas, explicó en una rueda de prensa que las pesquisas se iniciaron el pasado viernes tras recibir una denuncia que “manifestaba una supuesta privación de libertad” de Rolando e Iván, hermano y sobrino del exportero, respectivamente.

Detalló que ambos acudieron a la ciudad ucraniana de Odessa tras recibir una “oferta de trabajo para ser director técnico de un club ucraniano” por el monto de “2 millones de euros”, pero que “cuando llegaron fueron despojados de sus pasaportes” y del dinero que portaban y “posteriormente privados de su libertad”.

Acevedo dijo que se activó entonces un “trabajo diplomático”, en coordinación con la cancillería paraguaya, “para la búsqueda y localización de esas personas” y “su rescate”, que se produjo de forma “exitosa”, según indicó.

Aseguró que ambos arribaron al país suramericano en la mañana de este lunes y que, “cuando estén en condiciones”, prestarán declaración ante el Ministerio Público, para “esclarecer” el suceso, puesto que la investigación “continúa” abierta.

La fiscal convocó a la prensa tras la polémica desatada por el caso después de que el exfutbolista desmintiera esa versión en una entrevista en Paraguay Televisión, donde aseguró que su hermano y su sobrino solicitaron la ayuda del Estado Paraguayo tras un “extravío de sus pasaportes”.

En la entrevista, Chilavert acusó además al ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, de “manifestar cosas que no son ciertas” a los medios de comunicación, en referencia a las publicaciones aparecidas en varios medios que apuntaban a que sus familiares habían sido secuestrados.

Villamayor mencionó en la radio local ABC Cardinal que se había producido “una situación enojosa respecto a la libertad de ambos”, aunque matizó que carecía de información sobre el caso.

Chilavert calificó su declaración de “locura” e “infantil” y aseguró que estuvo “en todo momento” en contacto con su hermano y su sobrino, mientras trataban de regresar de Ucrania.

A pesar de las críticas vertidas contra el ministro, el exportero agradeció las gestiones del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y del ministro de Exteriores Luis Alberto Castiglioni, para que sus familiares pudieran obtener unos “pasaportes provisionales”.

Fuente: EDE

Compartí: