Descargar el Audio

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, explicó que el Poder Ejecutivo estudia una "reestructuración operativa" de las fuerzas de seguridad del Estado que luchan contra la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), para lograr "un mejor resultado".


Villamayor realizó esas declaraciones a los medios tras mantener, en la sede del Gobierno en Asunción, la primera reunión del año del Consejo de Seguridad del Ejecutivo, y puntualizó que “no se habló de cambios en los mandos” de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el operativo policial y militar creado para luchar contra el EPP.

El ministro aseguró que los cambios operativos se conocerán “en los próximos días” y que espera que conduzcan “a un mejor resultado” en la lucha contra la guerrilla.

Villamayor reconoció en noviembre pasado que entendía el “escepticismo” con el que la ciudadanía “mira los resultados” de la FTC, ya que “hace demasiado tiempo” que están presentes en la zona de actuación del EPP, en el norte del país, para pacificarla, sin resultados relevantes.

Desde que el Gobierno de Mario Abdo Benítez llegó al poder en agosto pasado, las autoridades paraguayas atribuyen a la guerrilla tres ataques a fincas privadas, el último el pasado 22 de diciembre en una explotación ganadera del departamento de San Pedro, en el que resultó muerto un guardia de la misma.

También atribuyen al EPP el secuestro y posterior asesinato de un ciudadano brasileño que trabajaba en una estancia de la misma zona en noviembre pasado, así como otro ataque ese mismo mes a una finca que se saldó con daños menores.

El EPP, que se sostiene a través de secuestros desde su fundación en 2008, mantiene secuestrado, desde hace cuatro años, al suboficial de la Policía paraguaya Edelio Morínigo, de quien la guerrilla sólo dio una prueba de vida al comienzo del cautiverio.

Además, una escisión del grupo secuestró en octubre de 2016 al ganadero Félix Urbieta, que desde entonces se encuentra en paradero desconocido.

El titular de Interior dijo hoy además que “el EPP tiene vínculos con el narcotráfico desde siempre”, puesto que la zona en la que actúa, en el norte del país, “es zona de explotación de marihuana”.

En ese sentido, añadió que “no conozco ningún caso de un marihuanero secuestrado por el EPP”, pero “sí conozco gente que tiene estancias o que planta soja, que eventualmente puede ser secuestrada”.

Fuente: EFE

Compartí: