La Cancillería Nacional emitió este martes un comunicado en el que aclara las acciones realizadas para salvaguardar la integridad de dos personas que se encontraban presuntamente en situación de peligro en Ucrania. La Cancillería afirma haber actuado en cumplimiento de sus funciones ante una denuncia recibida.


En su comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores informa que el pasado viernes 4 de enero del corriente año recibió una notificación del Ministerio Público local sobre una denuncia de un posible caso de trata de personas de la que serían víctimas dos compatriotas en la ciudad de Odessa, Ucrania, y se solicitaba la provisión de dos pasaportes y medios para abandonar ese país.

Las supuestas víctimas eran los ciudadanos paraguayos Marciano Rolando Chilavert González y su hijo Iván Rolando Chilavert Domínguez.

Tras la denuncia, la Cancillería Nacional inmediatamente activó los mecanismos pertinentes para salvaguardar la seguridad y la integridad de connacionales en riesgo en el exterior. En ese momento, la única información con que se contaba es que ambos connacionales estaban en situación de peligro.

El trabajo de rescate se realizó con la colaboración y en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania, a través de su embajada en Buenos Aires, Argentina, y de la embajada paraguaya en Austria, así como con el apoyo de la Cancillería Argentina.

Los connacionales cuando fueron ubicados se encontraban físicamente bien, pero en situación de estrés. “La Cancillería Nacional actuó diligente e inmediatamente en cumplimiento de sus funciones ante una denuncia recibida por el Ministerio Público”, afirma.

Los antecedentes o las derivaciones del caso escapan al ámbito del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuente: Agencia IP

Compartí: