El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) informó que tras la bajante del ingreso de aguas al río Pilcomayo ocurrida la semana pasada, desde ayer volvieron a ingresar en buena cantidad aguas al territorio paraguayo


El director de la Comisión del río Pilcomayo del MOPC, Arthur Niedhammer, indicó que el canal quedó taponado debido a esta bajante por 36 horas, coincidentemente con las fiestas de fin de año. Sin embargo, resaltó que gracias a una rápida acción, hoy el Pilcomayo se abre nuevamente paso en nuestro territorio.

En este sentido, dijo que en la tarde de ayer las aguas alcanzaron la progresiva 66, donde se encuentran los paleo cauces conocidos como la “viborita”, que terminan en la Laguna Agropil, donde hay una bifurcación y luego continúan su trayectoria por el canal artificial hasta la zona de General Díaz.

No obstante, explicó que la riada más importante recién se tendrá a fines de enero, y que para ese momento ya se está trabajando coordinadamente con la comisión a fin de prever y mitigar posibles inundaciones.

Hay que mencionar que en la última riada importante, el Pilcomayo llegó a General Díaz en solo 7 días, lo que demuestra que el canal se encuentra totalmente habilitado y en condiciones.

Recordó Niedhammer que poco antes del 20 de diciembre pasado se habilitó el canal para que las aguas del río Pilcomayo ingresen a territorio paraguayo, aguas que llegaron en gran abundancia a la zona de General Díaz a finales de ese mismo mes.

Niedhammer sostuvo que los repuntes en las diversas zonas se realizan por etapas y que el caudal del río Pilcomayo es normal. “Ahora lo que estamos esperando es la riada importante que viene de las montañas de los Andes y que tiene que ingresar al país a final de enero o comienzo de febrero, y que duran aproximadamente 15 días y será la más importante este año”, recalcó en contacto con Radio Nacional del Paraguay.

En cuanto a los beneficios que traerá consigo la riada dijo el director que la misma será muy beneficiosa especialmente para los ganaderos del bajo Chaco, aunque entre el año pasado y los primeros días de enero se tuvieron muchas lluvias en esas zonas por lo que no se siente tanto la necesidad de agua este año.

Destacó que el canal que permite el ingreso de las aguas del río Pilcomayo se encuentra funcionando de manera muy efectiva y que ahora lo que queda por supervisar son las defensas que faltan terminar y verificar la protección del puente al noroeste del Chaco paraguayo, en el distrito de Pozo Hondo, concluyó.

Compartí: