El economista Fernando Masi sostiene que el problema actual del Impuesto a la Renta Personal (IRP) es que las personas con mayores ingresos son los que menos están contribuyendo porque tienen la capacidad de deducir gastos, situación que no se da en las personas con ingresos medios.


“Acá el problema con el IRP es que la gente que gana más paga muy poco o deduce completamente todo, entonces la gente de ingresos medios es la que paga totalmente lo que se tiene que pagar porque tiene menos capacidad de deducir, de invertir o de gastar”, dijo Masi en entrevista con Radio Nacional del Paraguay.

Explicó que este hecho produce una “evasión legal” que favorece al percentil con ingresos más altos del país “que no está haciendo la contribución que debería” y que es donde el Estado más debería recaudar.

Masi aclaró que hasta el momento no se tiene una propuesta definitiva de modificación del IRP dentro de la comisión que estudia el proyecto de ley de reforma tributaria, del que es parte, pero que este será uno de los temas principales de discusión una vez que se termine el trabajo sobre el Impuesto al Valor Agregado.

Refirió que desde el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) ya se había planteado hace un año fijar un mínimo de aplicación del IRP a aquellos que perciben desde cinco salarios mínimos mensuales, y a partir de de esa base establecer rangos de salarios mínimos sobre los cuales aplicar diferentes tasas impositivas.

“En esa propuesta el rango mínimo es de 5 salarios mínimos y los que perciben menos de ese monto no deberían estar pagando el IRP y los que perciben 5 salarios mínimos o más sí ya deberían estar pagando por diferentes tipos de rangos. Esa es la propuesta que nosotros ya hemos hecho público hace un año”, explicó.

Asimsimo dijo que el IRP ayuda a formalizar la economía, pero que no es la única manera de formalizar. “Todo tipo de impuesto es para recaudar y al mismo tiempo para formalizar, no únicamente el IRP. Hay otras acciones como la reducción de tasas en otros impuestos, para ir formalizando la economía”, aseguró.

“Lo que impacta en el aumento del número de contribuyentes es la reducción de tasas  como ocurrió en la reforma de la economía en 2004, que se redujeron las tasas del 30% al 10% y con ello hay un incentivo para formalizar y fue lo que pasó. En el 2004 los contribuyentes eran alrededor de 90.000 contribuyentes y el IRP se puso en vigencia hasta el 2012 y desde el 2004 hasta el 2012 el número de los mismos subió a 500.000”, resaltó.

Reconoció que el IRP hoy es solo un “show” porque los que ganan más no están pagando y así el principio del IRP no se cumple.

Finalmente resaltó que dentro de la actual gestión del Ministerio de Hacienda y con las autoridades actuales de la Subsecretaría de Tributación sí existe la voluntad de que lo que ganan más aporten más.

Fuente: Agencia IP

Compartí: