La Guardia Civil española comenzará a rastrear varias zonas de la localidad de Costa Teguise (isla canaria de Lanzarote), en busca del cadáver de la ciudadana paraguaya Romina Celeste Núñez, ante los indicios de que podría haber muerto.


El esposo de Núñez, un español residente en la isla, fue detenido en la noche del domingo, después de que los investigadores reunieran “indicios razonablemente suficientes” para responsabilizarle de la desaparición de la joven, de 25 años.

Las investigaciones realizadas desde la detención inducen a pensar que la mujer ha muerto, aunque el esposo no reconoce haberla matado, sino solo haber mantenido una fuerte discusión con ella la noche del pasado 31 de enero, el último día en que afirma haberla visto.

El detenido denunció la desaparición de Romina Celeste casi una semana después de esa discusión, unas vez que sus familiares empezaran a preocuparse por la falta de noticias de la joven.

Sin embargo, él alegó entonces que no denunció su desaparición antes porque no era la primera vez que cortaba todo contacto con él temporalmente tras una discusión.

Tras la denuncia, la Guardia Civil lanzó una operación de búsqueda durante varios días y la pasada noche detuvo al esposo de la desaparecida. EFE

Compartí: