Las inundaciones por las fuertes lluvias que afectan desde hace más de una semana al noreste de Argentina, especialmente a la provincia del Chaco, mantienen a por lo menos 5.185 personas evacuadas, según el último informe oficial emitido ayer.


Las cifras del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (Sinagir) detallan que Chaco y Corrientes son las dos provincias más afectadas, con 2.946 y 1.074 evacuados respectivamente, mientras que en Entre Ríos han desalojado a 661 vecinos y en Santa Fe a 504.

Desde que las inundaciones empezaron el 8 de enero, el temporal ha causado la muerte de cuatro personas, incluyendo a una madre y una hija a las que el agua arrastró cuando se encontraban dentro de un vehículo en Resistencia, la capital del Chaco.

El secretario argentino de Protección Civil, Emilio Renda, declaró al canal Todo Noticias que se están encontrando con “una serie de complicaciones” porque estas lluvias son “extraordinarias”.

“Hay gente que indudablemente no le va a llegar la asistencia con la prontitud que todos quisiéramos, pero estamos trabajando para eso”, afirmó hoy Renda.

Para ayudar a los afectados, el Gobierno está trabajando de manera coordinada con las diferentes provincias, con organizaciones sociales como la Cruz Roja, así como con un sistema de bomberos voluntarios.

El titular de Protección Civil confirmó que, además de las cuatro provincias del norte más perjudicadas, también hay afectados otros 15 municipios alrededor de la provincia del Chaco.

“Es una gran cantidad de lugares y de personas y se está haciendo un esfuerzo que realmente creo que es necesario que se valore”, expuso Renda.

En cuanto a las pérdidas en el campo, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro), manifestó en un comunicado que las inundaciones en diferentes áreas de cultivos podrían llegar a restar a la facturación del sector 2.200 millones de dólares, aunque remarcaron que es “temprano” para hacer estimaciones.

El Servicio Meteorológico Nacional prevé que las tormentas y las abundantes precipitaciones en la región se suavicen durante mañana sábado y cesen el domingo.

Fuente: EFE

Compartí: