"Si vas a manejar, no tomes. #NoSeasEstúpido", es el lema de la campaña lanzada hoy por el Gobierno de Paraguay para erradicar el consumo de alcohol durante la conducción y frenar los accidentes de carretera, que el año pasado dejaron 827 fallecidos.


“Salir de noche está bien. Matar a otros, ¡NO!”, es la otra sentencia que acompaña al afiche de la campaña, impulsada en las redes sociales por el Ministerio del Interior y la Policía Nacional.

Un total de 827 personas murieron el pasado año en las carreteras paraguayas en accidentes de tráfico, con una mayoría de casos en los que estuvo presente el consumo de bebidas alcohólicas, señaló el ministerio en su página.

La mayor parte de las víctimas (520) fueron motociclistas, y el resto (307) circulaban en automóviles, añadió la fuente.

El ministerio recuerda además que “el conductor ebrio no solo pone en peligro su integridad y sus bienes, sino también las vidas y los bienes de otras personas”. EFE

Compartí: