El Gobierno de Paraguay puso en marcha una mesa de trabajo para realizar una "revisión de la política energética" del país, cuyo primer paso es preparar las bases para la renegociación del Tratado de Itaipú que marca las condiciones de explotación de la represa del mismo nombre, compartida con Brasil.


Paraguay tendrá que negociar con Brasil en 2023 el anexo C de este tratado y decidir qué hacer con el 50 % de la energía generada por la represa que le corresponde y cuyos excedentes debía vender al país vecino a precio de coste.

El jefe del Gabinete Civil, Julio Ullón, explicó en una entrevista en la estatal Paraguay TV que para acordar el tratado no solo será necesario conformar equipos técnicos, sino también la participación de la sociedad.

En ese sentido, subrayó que es necesario realizar un análisis en profundidad de la situación, atendiendo a aspectos técnicos, económicos, financieros y diplomáticos.

Ullón también informó de que el Gobierno paraguayo llevará a cabo un estudio de factibilidad sobre nuevas fórmulas de generación de energía como pequeñas centrales hidroeléctricas ubicadas en los ríos internos del país.

“Estamos hablando de un crecimiento promedio anual del 6,5% lo que hace que necesariamente en el próximo decenio tengamos que tener nuevas alternativas de generación de energía”, afirmó.

Asimismo, informó de que Paraguay está en fase de negociación con Argentina de dos proyectos de dos proyectos hidroeléctricos “importantes”, ubicados en las zonas fronterizas de Corpus Christi (departamento de Canindeyú) e Itacora (departamento de Ñeembucú).

Fuente: EFE

 

Compartí: