El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebrará este martes sus trece años en la Presidencia, un récord en la historia del país, con la vista puesta en las elecciones generales de octubre en las que buscará la reelección para un cuarto mandato hasta 2025.


El gobernante informó en Twitter que hoy permanece en la residencia presidencial en La Paz preparando el informe de gestión que presentará mañana ante el Parlamento, en el llamado “Día del Estado Plurinacional”.

“Vamos a informar sobre 13 años de resultados, en lo económico y social”, anunció Morales en esa red social.

El informe del mandatario será difundido en cadena nacional por todos los canales de televisión y radios, que están obligados a hacerlo por una ley promulgada en 2011, bajo pena de sanciones.

El Gobierno de Bolivia declaró en 2010 festivo el 22 de enero y lo llamó “Día del Estado Plurinacional”, para recordar que Morales asumió la Presidencia del país por primera vez en esa fecha de 2006.

La celebración de este año tiene como preámbulo sendos actos de proclamación de la candidatura de Morales y del vicepresidente del país, Álvaro García Linera, para las elecciones generales previstas para octubre próximo por parte de sectores afines al Gobierno.

En estos eventos, el mandatario señaló el fin de semana que están en una especie de “calentamiento” hacia las elecciones generales, pues primero se deben celebrar las primarias, este próximo domingo 27 de enero, en las que espera dar un “mazazo” a la oposición.

Esta será la primera vez que en Bolivia se celebrarán primarias, pero los militantes de los partidos tendrán un solo binomio de candidatos para la Presidencia y Vicepresidencia, sin alternativas.

Para el oficialismo, que presume de tener más de un millón de militantes, las primarias servirán para mostrar la “musculatura” de cada partido, según el vicepresidente García Linera.

Por contra, la oposición las considera un gasto innecesario y una maniobra del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) para validar la candidatura de Morales a pesar del límite constitucional de dos mandatos consecutivos.

Morales fue habilitado como candidato por el órgano electoral con base en una sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia que reconoce el derecho a una reelección indefinida.

Los detractores del presidente consideran ilegal esta habilitación, al anteponer el fallo del Constitucional por encima de la Carta Magna del país y del resultado de un referendo que en 2016 rechazó modificar la Constitución para permitir la nueva candidatura de Morales.

Durante esta jornada, un grupo de militantes de la opositora Unidad Nacional (UN) intentó manifestarse en la plaza Murillo para exigir respeto por los resultados del referendo de 2016.

“Mañana Evo cumple trece años en el poder, es un tiempo suficiente para que haya desplegado su proyecto. Pese a ello, pasa por encima de la ley para seguir gobernando, esto ya no tiene que ver con lo que quería hacer, sino que se trata de un deseo de poder”, dijo el dirigente de UN en La Paz, Alejandro Medinaceli.

Los sectores sociales y sindicatos afines al MAS se congregarán mañana en la plaza Murillo, donde están el Palacio de Gobierno y el Parlamento, para seguir el discurso de Morales y festejar luego sus trece años de Gobierno. EFE

Compartí: