La agente fiscal Vilma González se constituyó esta mañana, primeramente en la Municipalidad de San Bernardino para relevamiento de informaciones sobre el predio. Posteriormente, se constituyó en el local de Tao Sanber, lugar donde un joven quedó colgado por 40 minutos en la estructura del bungee jumping.


La madre del joven señaló que el día domingo, su hijo de 18 años, se encontraba en una fiesta organizada en el interior del local, cerca de las 20 horas, posteriormente se subió a un juego denominado Salto Bungee, el cual sufrió un desperfecto mecánico dejando colgado al joven durante 40 minutos aproximadamente.

El relato refiere que el joven se indispuso, haciendo gestos de que le costaba respirar y vomitando, habiendo en el lugar un solo paramédico.

Relata además que los bomberos voluntarios se hicieron presentes, pero los guardias no les habrían permitido ingresar e incluso la música siguió sonando, por lo que el joven no recibió auxilio inmediato por parte de los responsables del local, refiere la denuncia de la madre.

La fiscal también explicó que serán llamados a declarar algunos testigos del hecho denunciado.

Compartí: