Descargar el Audio

El ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, aseguró que la situación actual del contrabando es cada vez más preocupante ya que son los propios funcionarios de mandos medios para abajo los que por unos billetes dejan ingresar los productos de contrabando.


“Casi la mitad de precio está el tomate y la cebolla en Argentina y acá ganan el doble. Por eso es que se arriesgan. Ya hemos hablado con todos los titulares de las instituciones de control como Aduanas, Puerto con la Policía Nacional, militares pero no hay caso”, refirió el ministro.

Además, Lichi admitió que la producción nacional tiene un 30% de mala calidad, frente a un 100% de calidad de productos extranjeros, lo que ayuda a que la ciudadanía opte por los productos de contrabando.

Compartí: