La piedra en la vesícula son formaciones de micro cálculos a nivel de la vesícula biliar que puede compactarse y formar verdaderas piedras de gran tamaño, milímetros inclusive, algunos llegan a los 4 centímetros y se producen sobre todo en un grupo especial de la población que tiene que ver más frecuentemente con el sexo femenino; mujeres en edad fértil, o de 30 a 40 años; también asociados con la obesidad; por supuesto también se da esta afección en los hombres pero su frecuencia predomina en las mujeres con esas características.


El principal síntoma de los cálculos biliares es el cólico biliar, que es un dolor súbito e intenso en el lado derecho del abdomen.

Normalmente en el servicio de urgencias nosotros recibimos un 50 a 60% de casos que están relacionados a la litiasis vesicular y sus complicaciones como el cólico biliar, colecistitis aguda, y también la pancreatitis aguda de origen biliar que ya es causa de internación prolongada, muchas veces inclusive por la gravedad de la misma”, explico el Dr. Agustín Rodríguez, médico especialista de la Sala IV del Hospital de Clínicas.

Síntomas

En cuanto a los síntomas el especialista señalo tener en cuenta los malestares comunes generalmente después de la ingesta de alimentos grasos o de frituras. “Cuando se ingiere frituras generalmente ya se presentan las manifestaciones, como dolores en la boca del estomago o debajo de la costilla, náuseas, ictericia en ojos y piel, orina oscura, materia fecal amarillenta; estos indicios apuntan de que la piedra pudo haber salido de la vesícula”, enfatizó.

Tratamiento

Sobre el tratamiento mencionó que mucha gente piensa que tomando alguna medicación o remedios naturales la piedra desaparecerá, mas la misma solo es posible extraerla a través de una cirugía.

Muchos pacientes piensan que tomando alguna medicación van a eliminar la piedra, y no es así, cuando se presenta la piedra es porque la vesícula ya está enferma y no hay manera de que tras la ingesta de una medicación se elimine; entonces el tratamiento siempre es quirúrgico; que consiste en remover la vesícula biliar para extraerla”, explayó.

La función de la vesícula no es indispensable para la vida pero sirve para preservar el almacenamiento de la bilis que se genera en el hígado, y que está asociada con el depósito de bilis, que en el momento de la ingesta de los alimentos esta hace que la vesícula se contraiga y el jugo biliar actúa como un emulsionante mezclándose con la comida, descomponiendo las grasas y ayudando a la digestión.

El tratamiento es quirúrgico, y una alimentación sana lo que hace es que no se presenten las molestias que la misma genera”, puntualizó.

Compartí: