El agente fiscal de la Unidad Especializada de Medio Ambiente, Andrés Arriola prosigue con la investigación por supuestas Deforestaciones ocurridas en el interior de dos propiedades privadas, ubicadas en la zona del Chaco, tras allanamientos llevados a cabo el pasado viernes 18 de enero.


En el marco de dichas investigaciones, el representante del Ministerio Público, solicitó un informe detallado a la INFONA (Instituto Forestal Nacional) a los efectos que remitan en la brevedad posible para el análisis correspondiente. Los técnicos acompañaron a la comitiva fiscal en ambos allanamientos
Además, los técnicos especializados de la dirección de Medio Ambiente del Ministerio Público, quienes también fueron parte del equipo de trabajo que realizó los procedimientos deberán expedir un informe con relación al hecho investigado.
Posterior a recibir los informes, el fiscal especializado llamará a los propietarios de dichos inmuebles intervenidos a fin de que brinden declaración en sede fiscal.
Refieren los antecedentes, que el representante fiscal realizó dos allanamientos. El primer procedimiento fue en la Estancia Solitario, propiedad del señor Alfonso Noria, ubicado en la zona del Pilcomayo.
El operativo se hizo a fin de verificar la deforestación de 6000 ha y constatar si se cuenta con documentos respaldatarios para la autorización de ello. En el lugar encontraron varias armas que fueron incautadas para su posterior análisis.
El segundo operativo, en un establecimiento rural propiedad del señor Miguel Avalos, donde se constató la Deforestación de 2000 hectáreas. Del interior del sitio los intervinientes incautaron armas comunes y armas de guerra, 2 topadoras, 2 aserraderos móviles e incluso animales silvestres en cautiverio que fueron rescatados y puesto a resguardo.
Compartí: