La Federación Internacional del Automóvil (FIA) en conjunto con el Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy) emprenderán un plan de trabajo este 2019 para promover la movilidad sustentable en el país. Un mayor ahorro de combustible acompañado de alternativas como el empleo de automóviles eléctricos o bicicletas representan ejemplos de movilidad sustentable.


La movilidad sustentable constituye un cambio de paradigma en el transporte urbano que apunta a la disminución gradual de la dependencia en vehículos automotores privados movidos a diesel y gasolina. De esta manera, los vehículos eléctricos, el empleo de la bicicleta, el transporte público y una planificación más eficiente de las ciudades son algunas de las respuestas para erradicar el cambio climático y los diferentes problemas socioeconómicos ocasionados por los combustibles.

 Paraguay puede adelantarse al futuro

 La FIA ha resaltado el potencial del Paraguay como productor de energía eléctrica para la implementación de la electromovilidad, anticipándose así a la próxima revolución global del transporte. Los importantes excedentes de energía limpia procedentes de las diferentes hidroeléctricas podrían invertirse en un sistema de transporte del siglo XXI en beneficio de los ciudadanos, las empresas y el conjunto de la sociedad.

 Así, la adopción de vehículos eléctricos combinada con otros medios de transporte sustentables como la bicicleta, áreas peatonales y sistemas de transporte eficientes  son fundamentales para el desarrollo sostenible del país por su impacto en la economía, el medio ambiente, la salud y la calidad de vida de las personas.

 Promover la movilidad sustentable desde ahora

 El Touring y Automóvil Club Paraguayo desde el 2018 lleva impulsando diferentes acciones y alianzas con diferentes entidades públicas y privadas así como organismos multilaterales para la promoción de la electromovilidad en Paraguay. Cabe destacar así que en diciembre pasado el TACPy llevó a cabo, con el apoyo de la FIA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, el primer taller para el desarrollo de un plan de estrategia nacional de movilidad eléctrica.

 La mesa interinstitucional liderada por el TACPy cuenta con una guía elaborada por ONU Medio Ambiente y la FIA. La iniciativa busca además articular con otras similares a nivel internacional para fortalecer la implementación de un transporte sustentable en la región.

 Transporte a combustión: un problema ambiental y sanitario

 Las Naciones Unidas han llamado la atención en torno a la importancia de los vehículos eléctricos para combatir el cambio climático, ya que a nivel mundial el transporte constituye una cuarta parte de las emisiones totales de carbono a la atmósfera. Como consecuencia, diferentes países como Reino Unido y Francia ya se han comprometido a prohibir la venta de vehículos movidos a combustión en las próximas décadas.

 Así también, los vehículos movidos a diesel y gasolina ocasionan graves problemas sanitarios y pérdidas económicas para los países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en las Américas más de 90.000 defunciones anuales se dan a causa de la contaminación atmosférica atribuible en mayor medida al transporte. De acuerdo a ONU Medio Ambiente, América Latina ahorraría más de 60 millones de dólares y dejaría de emitir 300 millones de toneladas de dióxido de carbono si reemplazara los vehículos movidos a combustión por eléctricos.

 En Paraguay, la polución del aire supera en un 50% lo recomendado por la OMS y los accidentes viales constituyen la principal causa de muerte violenta en el país con un costo anual al Estado de USD 100 millones.

Compartí: