La Policía Nacional incautó más de 2,3 toneladas de marihuana en dos operativos diferentes realizados en los departamentos de Canindeyú y de Amambay, situados en el este del país, junto a la frontera con Brasil.


En una de las operaciones en la colonia Marangatú, del departamento de Canindeyú, los agentes localizaron un cargamento de 1.766 kilogramos de cannabis que estaba oculto en una zona boscosa, informó la Policía Nacional en un comunicado.

Como resultado del operativo se requisaron también 90 fardos de marihuana que estaban envueltos en cinta adhesiva y ocultos bajo una carpa de plástico, sin que se detallara su pesaje.

Las sustancias estupefacientes incautadas se trasladaron a la sede de la sección de Investigación de Hechos Punibles de la Policía Nacional de Canindeyú.

La segunda operación se desarrolló en el distrito de Zanja, de la localidad fronteriza de Pedro Juan Caballero, donde los agentes localizaron 600 kilogramos de marihuana picada en el interior de tres campamentos dedicados al acopio de la droga.

En la zona también se detectó una plantación de cinco hectáreas de marihuana que se encontraba en etapa de crecimiento.

La plantación fue destruida y la marihuana picada incinerada, señaló la Policía.

Se trata del segundo operativo de estas dimensiones, desde que la Policía requisara hace dos semanas un cargamento de 1,1 toneladas de marihuana cerca de la localidad de Pilar (departamento de Ñeembucú), junto a la frontera con Argentina.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Sudamérica y Brasil el principal destino de esa droga.

En 2018 las autoridades paraguayas se incautaron de un total de 961,7 toneladas de marihuana y destruyeron 1.264 hectáreas de plantaciones de cannabis, según datos de la Fiscalía.

Fuente: EFE

Compartí: