El proyecto de la Itaipu Binacional para la reforestación de bosques obtuvo en unos tres años de vigencia la recuperación de 2.300 hectáreas de bosques, en la zona del embalse del lado paraguayo.


La intención del proyecto es recuperar la franja de protección de la represa, de 1.524 kilómetros. Según informó la Itaipu, desde el año 2015, en que se pone en marcha el proyecto, se logró la recuperación de 2.309 hectáreas de áreas degradadas, distribuidas en 220 parcelas a lo largo de la franja de protección.

Las más de 2.300 hectáreas de bosques representan unos 3.000.000 de árboles plantados. Se utilizaron más de 90 especies frutales y forestales endémicas de la región.

Itaipu Preserva abarca los distritos de Hernandarias, Santa Fe del Paraná, Mbaracayú, San Alberto y Minga Porá, en el departamento del Alto Paraná; y Nueva Esperanza, Francisco Caballero Álvarez, La Paloma del Espíritu Santo y Salto del Guairá, en el departamento de Canindeyú.

Las actividades realizadas comprenden la preparación de terreno, plantación, reposición, fertilización, control de plagas, control de malezas y mantenimiento de caminos.

Además, periódicamente son desarrollados monitoreos con el fin de registrar el estado y avance de las parcelas.

El gerente de la División de Acción Ambiental de Itaipu, Jimmy Melgarejo, señaló que el proyecto busca proteger el lago de la sedimentación, a fin de prolongar la vida útil de la hidroeléctrica, además de establecer un corredor biológico que conecte a las ocho unidades de conservación que la binacional posee en su margen derecha.

Agencia IP

Compartí: