Pablo José Paredes fue puesto a disposición del Ministerio Público, luego de que haya presentado su renuncia después de que las autoridades de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) tomaran conocimiento de que habría sustraído ilegalmente 1.200 dólares del bolso de un ciudadano taiwanés, en un control realizado en el aeropuerto Silvio Pettirosi, el pasado sábado.


Como resultado de la actitud de observación y control anticorrupción, el hecho fue detectado rápidamente y puesto a conocimiento de la autoridad máxima, lo que obligó a Paredes a renunciar y devolver la suma de 500 dólares en efectivo.

La Senad a través de su Dirección de Asuntos Internos indaga los detalles para ponerlos a disposición del Ministerio Público.

Tanto el relato proporcionado por el pasajero afectado, Miguel Chung, como los informes internos de la Senad serán remitidos a las autoridades competentes.

La intención del ministro Arnaldo Giuzzio es seguir avanzando en la mejora del trabajo institucional, promoviendo las acciones necesarias para hacerle frente a eventuales hechos de corrupción detectados en las labores realizados por funcionarios de la institución a su cargo.

Fuente: Agencia IP

Compartí: