Descargar el Audio

Juan Fernando “Pali” Kurz, ex diputado y conocido referente social, escribió una carta abierta al presidente de la República, criticando su reacción al ser consultado sobre qué significado tienen para él, las fechas 2 y 3 de febrero. "El aniversario de Ciudad del Este, vamos a estar por allá”, respondió el mandatario nacional, seguido de una carcajada. “Para mí, esa carcajada fue una bofetada”, declaró Kurz a Radio Ñandutí.


La carta reza:

Señor Presidente Mario Abdo Benítez.

Miles de demócratas paraguayos no compartimos su sentido del humor en éste tema del 2 y 3 de febrero; es más, significan provocación y afrenta para aquellos que sufrimos bajo la dictadura y tiranía de Alfredo Stroessner, que si bien no recibe Ud. culpa por ello, fue su tío segundo.
Periodista: “… que significa el 2 y 3 de febrero?”
Mario Abdo Benítez: “El aniversario de Ciudad del Este, vamos a estar por allá ¡¡¡JA JA JA JA JA!!!”

No haga Ud. pulla del sufrimiento de sus compatriotas, ya que asegura ser presidente de todos los paraguayos y paraguayas.

Miles de familias siguen esperando saber en qué tumba NN se encuentran los cuerpos de sus familiares #desaparecidos, no tienen paz ni reposo, ni pueden llorar sus restos. Usted, Señor Presidente puede colaborar, ya que muchas personas cercanas a su gobierno están responsabilizadas de tener conocimiento, ya que formaron parte de la dictadura.

Miles de personas tenemos en la psiquis y el cuerpo recuerdos de las vivencias dolorosas, desgarrantes y degradantes de la #tortura.

Miles de personas han sido #saqueadas de sus bienes materiales por la prepotencia, la amenaza, y la ejecución de actos de violencia contra ellas para obligarlas a la transferencia de sus bienes a favor de personeros del poder.

El #genocidio de los pueblos originarios para quedarse con sus tierras ancestrales fue una constante durante la dictadura, tal como podemos encontrar con la expulsión de 36 comunidades indígenas de los Ava Guaraní en 1970, para construir Itaipú. Fueron llevados por las FF.AA en sus vehículos y abandonados en un bosque sin ningún tipo de asistencia. (al respecto existe un informe edulcorado de Itaipú).

Todos los paraguayos y paraguayas hemos sido perjudicados por una #educación sectaria preparada para reproducir las consignas del régimen, para adoctrinar y no para dar una educación liberadora y de calidad. Han logrado llevar a todo el pueblo a un modo de pensamiento basado en pasiones. Seguimos estando en una educación mediterránea sin costas sobre las playas de la cultura.

Miles de paraguayos se encuentran sin #tierras, por razones actuales, pero su origen es que el gobierno de la dictadura repartió 11 millones de hectáreas del Estado entre sus amigos y cómplices, entre los que no se encontraban usuarios legítimos de la tierra nuestra.

Todos sufrimos la herencia de una dictadura que #deformó el pensamiento y los valores de los paraguayos, haciendo que las instituciones perdieran su valor ínclito, para ser bastardeadas en sus objetivos, produciendo un alto grado de funcionamiento psicótico, que ha atravesado los tiempos para entregarnos como un “valor” personas fuertes y autoritarias en instituciones débiles y utilitarias. A esto se le llamaba democracia.

A muchas de las personas, ya en aquél tiempo, no les importaba que se dijera que era una democracia cuando era una dictadura, y así sigue hasta hoy cuando los defensores del sistema stronnissta hablan de la tranquilidad de un “gobierno democrático” que gobernó casi 35 años con #estado de sitio, estado de excepción. Trastrocación de la realidad y mentira. Otro componente psicótico del régimen en que la excepción era lo “normal”.

Sabemos, y lamentamos que los niveles superiores de las Fuerzas Armadas, con el Dictador al frente, hayan introducido al país el #narcotráfico, liderando la red de envío de heroína a los EE.UU, asociados con el ex miembro de la Gestapo Joseph Auguste Ricord.

La dictadura siguiendo órdenes del imperialismo, con la doctrina de la seguridad nacional de la guerra fría, hizo que se convirtiera a las FF.AA. de la Nación en tropas de ocupación y represoras del pueblo paraguayo. A éste mismo propósito, #destruyó la Moral y la Jerarquía de las FF.AA. de la Nación manteniendo con cargos de General durante 30 años a las mismas personas (tapón), incapaces, desactualizadas, desprofesionalizadas, y con fuerte vocación autoritaria, dejando a centenares de Coroneles, muchos de ellos excelentes profesionales, sin cargo, obligándoles a pasar a retiro.

No podemos olvidar la #humillación que fue permanentemente para la FF.AA. de la Nación que el General de la Reserva Patricio Colmán Martínez, activo en el narcotráfico, tuviera una jerarquía política otorgada por la dictadura, que obligaba a generales de carrera a cuadrarse ante él.

Señor Presidente, no tengo nada que pedirle en términos personales, pero debo recordarle su obligación de respeto por la historia, respeto por los paraguayos y paraguayas. adultos, niños y niñas, civiles y militares, de todas las organizaciones sociales, políticas y partidos políticos que con todo amor dieron su sufrimiento y su vida, por una patria mejor.

Ud. se dice cristiano, séalo más allá del discurso, no se burle ni dé carcajadas frente al dolor de otros.

Señor Presidente, esta carta es personal, pero se la escribo solamente por el cargo que desempeña y la obligación que tiene de honrarlo.

Fuente: Facebook: Juan Fernando Kurz

Compartí: