En la tarde de este viernes la Policía y un grupo de vecinos encontraron el cadáver de una mujer que sería de María José Arévalos de 20 años, quien se encuentra desaparecida desde hace una semana. El padre de la joven reconoció la ropa del cuerpo sin vida alegando que la misma pertenecía a su hija. El hallazgo se produjo en un terreno baldío en San Ignacio. Cabe destacar que la víctima llamó varias veces a su madre para contarle que sufría maltrato de su pareja


Compartí: