Descargar el Audio

Humberto Rubin, director de Radio Ñandutí y uno de los periodistas más influyentes del Paraguay recordó la gesta del 2 y 3 de febrero de 1989.


ESPECIAL 2 Y 3 DE FEBRERO

Este 2 y 3 de febrero se conmemora el 30º aniversario de la caída del dictador Alfredo Stroessner, luego de un golpe de Estado gestado desde las Fuerzas Armadas, a cargo de su propio consuegro y general de ejército, Andrés Rodríguez.

Stroessner asumió el poder en Paraguay en 1954 y dominó el territorio nacional con autoritarismo y represión en todos los sentidos. Radio Ñanduti y sus periodistas fueron víctimas de aquella era, sufriendo ataques, cierres y la detención del director del medio, Humberto Rubin, quien hasta hoy sigue al frente de la 1020 AM, liderando la radio que lleva como estandarte “Todo por la libertad”.

“El corazón estaba muerto, no podía creer lo que pasaba. Fueron a casa, me dijeron escondete porque si esto fracasa te van a matar y no fracasó, no me morí y acá estoy gritando en libertad”, contó el director de Radio Ñanduti.

¿Qué significó la caída del régimen?

“Significa libertad, poder gritar y decir todo lo que uno quiera sin que te espere una camioneta afuera o que cierren la radio. Una maravilla es poder ser libre. No hay nada más importante que la libertad”.

Paraguay actualmente

“Tenemos libertad, la democracia es bastante más dificil para poder controlar y aceptarla pero comenzamos con algo importante que es la libertad. De ahí a la democracia hay un pequeño paso que hay que dar todavía y no estamos acostumbrados a eso”.

Además, Humberto opinó sobre las declaraciones del presidente Mario Abdo Benítez sobre estas fechas. “Fue una respuesta muy estúpida, hablar de él, de su familia y su historia es muy difícil pero fue una respuesta muy idiota, muy estúpida la que dio el presidente. Despúes quiso corregir y parece que metió más la pata. Y qué vamos a hacer, tontos hay en todas partes incluyéndole a él”, refirió.

Durante la dictadura de Stroessner (1954-1989) fueron asesinadas más de 400 personas, detuvieron y exiliaron a decenas de miles de almas, según el informe final de la Comisión de Verdad y la Justicia (CVJ), divulgado en 2008.

Compartí: