La Comisión Nacional del Pilcomayo emitió una alerta debido a la crecida registrada en la cuenca alta del río, en territorio boliviano, que afectaría a comunidades en la zona de la embocadura.


En la mañana de este lunes se registró una altura de 6,60 metros, en tanto que ayer se llegó a un pico de 6,90 metros en Villamontes, Bolivia.

Ante esta situación, la Comisión Nacional del Pilcomayo declaró estado de alerta para las comunidades de Pozo Hondo, San Agustín, La Dorada, Solitario, San Antonio, Mistolar, Agropil, Margariño y La Chaqueña.

La altura es considerada de alerta ya que podría ocasionar desbordes en los canales paraguayos, y afectar a la población y al ganado de la zona.

Fuente: Agencia IP

Compartí: