Descargar el Audio

La senadora Esperanza Martínez, es una de las testigos del informe médico ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La legisladora aclaró que su participación en el informe sobre las heridas de Arrom y Martí fue de carácter médico y no fiscal. Además, aseguró que el Frente Guasu no tiene nada que ver en el caso.


“El Estado paraguayo debió investigar lo que pasó y presentar los resultados de la investigación a la ciudadanía, nunca se aclaró el caso”, manifestó la senadora, quien afirma que el Gobierno quiere “tapar” la verdad. “El Estado paraguayo no actuó correctamente una vez más en un caso grave y ahora está siendo juzgado por una corte internacional”, agregó.

“Para mí es verdad el informe, ahora si fue producto de una tortura o algo así a mí no me corresponde investigar eso, la fiscalía debió investigar en su momento” , concluyó.

Compartí: