El último informe emitido por el la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), recomienda evitar el uso recreativo del lago Ypacaraí, atendiendo a su nivel de contaminación para evitar afecciones que perjudiquen la salud.


Actualmente, el Lago no presenta un crecimiento masivo de cianobacterias, no obstante las condiciones climáticas de alta temperatura y radiación solar, sumadas a la presencia de nutrientes en el agua del lago puede propiciar la aprisiones de floraciones de cianobacterias.

En cuanto a los resultados microbiológicos, estos se encuentran asociados a cargas de origen urbano aportadas al lago a través de causes y escorrentías que desembocan en zonas colindantes a los sectores de la playa, siendo más notorio el impacto luego de las precipitaciones.

Estos factores, sumados a la pérdida frecuente en la red cloacal en San Bernandino, tornan inseguro ciertos sectores de la playa.

Atendiendo a que la temporada de verano implica una mayor afluencia de personas en San Bernandino y Areguá, se espera que el sistema de saneamiento reciba una mayor carga.

Ante esta situación urge la necesidad de una mayor inversión y mantenimiento en la red de alcantarillado sanitario y adecuado desagüe pluvial.

Como medida principal para la población, Digesa recomienda evitar el uso recreativo del Lago Ypacaraí a los efectos de evitar afecciones que perjudiquen la salud.

El informe destaca que la problemática del lago Ypacaraí y su cuenca requieren insistir fundamentalmente en la protección y recuperación de humedales, el tratamiento de los líquidos cloacales e industriales insistiendo en la regulación de las fuentes aportantes principalmente de Coliformes, fosforo y nitrógeno.

Asimismo se debe controlar y manejar los residuos sólidos urbanos e industriales, así como el uso correcto de la tierra, el control de las cargas difusas de contaminación tanto agrícola como pecuaria y desarrollar acciones para fortalecer la reforestación.

Fuente: Agencia IP

Compartí: