Descargar el Audio

“No hay nada que esconder acá”, resaltó la ministra Karina Gómez, de la Secretaria Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados, (Senabico), quien estuvo en “El salón de los pasos perdidos”, para hablarnos sobre el manejo de la institución con relación a los bienes incautados provenientes del crimen organizado.


Tras la serie de cuestionamientos a la ministra por negarse a dar información, sostuvo que no se puede brindar a la prensa datos de imputados, ni provenientes de la carpeta fiscal, debido a que se tiene que proteger la naturaleza de los bienes, además de que parte de estos provienen del crimen organizado, por lo cual la situación es más compleja.

A su vez, aseguró que mediante el proceso, se brindan informes mensuales a los fiscales de toda la gestión de la Senabico. “No podemos dar información de los imputados ni de la carpeta fiscal, si generamos informes mensuales a los fiscales sobre todo lo que hacemos”, expresó.

En su parte, dijo que no se opone al control por parte de los organismos pero reiteró que hay datos privados que no se pueden difundir. “Si se abren los datos se corren los riegos de que hayan represalias, algún tipo de acoso y cuestiones que tengan que ver con seguridad”, explicó.

Ante los conflictos sobre el manejo de la información, señaló que evalúa la creación de una comisión, de manera a que la Senabico, pueda responder sobre su proceso, y no descarta como alternativa, la participación de la sociedad civil. No obstante, agregó que la Contraloría audita la gestión de la institución.

“Como una propuesta, evaluamos que exista un órgano contralor, y que la sociedad civil participe de los procesos, porque realmente no hay nada que esconder acá, solo es cuestión de seguridad”, finalizó.

Compartí: