La Selección Nacional busca contra el reloj un entrenador para su selección absoluta a cinco meses del comienzo de la Copa América mientras trata de olvidar el "fiasco" que, según medios periodísticos, resultó ser el paso por el banquillo del colombiano Juan Carlos Osorio.


El exseleccionador de México, quien esgrimió problemas familiares para explicar su partida, dirigió a la Albirroja en apenas un partido amistoso en menos de medio año de trabajo.

El técnico anunció la tarde del miércoles que dejaba la selección en una rueda de prensa junto a quien hasta entonces era su valedor, el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Robert Harrison.

“No puedo continuar en el cargo como seleccionador nacional de Paraguay por razones familiares”, dijo Osorio.

A lo que Harrison añadió: “hemos tomado la decisión en conjunto de rescindir el contrato que le une con la APF de mutuo acuerdo”.

Sin embargo, en los medios esperaban explicaciones más detalladas, una vez que hacía semanas que corría el rumor de que era un hecho inminente que Osorio iba dejar a Paraguay.

Ninguno fue contundente para desmentir versiones según las cuales la ruptura respondió a diferencias económicas. Ambos se limitaron a reiterar que la desvinculación se tomó “de mutuo acuerdo”.

Las conjeturas se esparcieron poco después de que Osorio fue nombrado en septiembre. El colombiano declaró públicamente que su deseo real era entrenar la selección de su país, que recientemente contrató al portugués Carlos Queiroz.

La salida de Osorio se oficializó este miércoles en la sede de la APF y tras una reunión de unas dos horas con Harrison.

A falta de conocerse la letra pequeña de la ruptura, prevalece la idea de que Osorio nunca se volcó con la Albirroja, y que su interés estaba en Colombia.

Se hace notar también que el técnico pasaba mucho tiempo en Argentina. El fin de semana se le vio acompañando a su hijo, que se prueba en Banfield.

El trabajo de Osorio durante estos cinco meses se limitó a un amistoso contra Sudáfrica, que finalizó con empate a un gol.

Osorio insistió entonces en la necesidad de que la Albirroja se fogueara con selecciones de alto nivel con miras a la Copa América y las eliminatorias del Mundial de Catar 2022.

Tras la desvinculación de Osorio, la selección tiene programados dos amistosos en marzo: contra Perú y México en Estados Unidos.

Pero lo más perentorio es designar un técnico, aunque Harrison no ha citado candidatos.

En los medios locales se baraja el nombre del argentino Eduardo Berizzo, de 49 años, libre tras su cese del Athletic Bilbao español.

Además de recomponer todo su esquema y un conjunto cuyos principales referentes militan en clubes de Europa y América, lo que dificulta las concentraciones y el trabajo previo.

La selección de Paraguay ha sido emparejada en el Grupo B de la Copa América. Debutará frente a Catar el 16 de junio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Posteriormente, se enfrentará con la selección de Argentina el 19 de junio en el estadio Mineirao de Belo Horizonte y disputará su último partido de la fase de grupos en Salvador frente a Colombia, el 23 de junio en el Estadio Arena Fonte Nova.

Y luego debe encarar las eliminatorias del Mundial de Catar.

Paraguay se ha perdido las últimas dos citas del Mundial y necesita poner a prueba el poder de su nueva generación de jugadores.

Fuente: EFE

Compartí: