Culminó la emotiva visita que el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en compañía de la ministra de turismo Sofia Montiel de Afara, realizó a la Misión Jesuítica Guaraní de la Santísima Trinidad del Paraná. En la ocasión, fue agasajado por las autoridades locales, y recibió demostraciones de afecto de la comunidad y los estudiantes de la zona.


A su llegada, el mandatario panameño fue recibido por el coro Mbya de la comunidad Guavirami de la Santísima Trinidad del Paraná, que le ofreció unos temas de su repertorio. Por su parte, uno de los integrantes de dicha comunidad guaraní, Benito Benítez, le dedicó unas palabras de bienvenida en el dulce idioma guaraní, y le invitó a acompañarles con las maracas en uno de los temas.

“Contento de estar en la misión Santísima Trinidad del Paraná y de ver cómo Paraguay se prepara para seguir promocionando en el mundo, la ruta jesuítica con los pueblos fundados por la compañía de Jesús”, manifestó Varela.

La Misión Jesuítica Guaraní de la Santísima Trinidad del Paraná fue fundada en 1706 y declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1993, y es una de las construcciones más importantes entre los 30 Pueblos Jesuíticos de la región en donde estuvieron asentados.

Compartí: