El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, viajará a Bolivia los primeros días de marzo, en una fecha todavía por confirmar, para reunirse con su par, Evo Morales, según informaron este lunes fuentes de la Cancillería paraguaya.


El vicecanciller paraguayo, Hugo Saguier, se reunió hoy con la viceministra de Relaciones de Exteriores de Bolivia, María del Carmen Almendras, para preparar la visita de Abdo Benítez a Morales, que será la primera que realicé como mandatario.

Abdo Benítez se reunió con Morales en junio de 2018, todavía como presidente electo, para conversar sobre cooperación y alianzas entre ambos países.

Unos meses después, el presidente boliviano respondió a ese encuentro con su presencia en la toma de posesión de Abdo Benítez, el 15 de agosto de 2018.

Además de la preparación del viaje, Saguier y Almendras también trataron temas regionales y bilaterales, como la promoción del comercio, las relaciones comerciales o el avance en los proyectos comunes.

En concreto, se detuvieron en la hidrovía Paraguay-Paraná, que logró incrementar el movimiento de mercancías en Bolivia un 11 %, hasta un millón de toneladas, entre enero y julio de 2018, según informó en su momento el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Esa vía fluvial está compartida por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay y permite la salida de los productos bolivianos hacia el Atlántico.

Además, Bolivia y Paraguay tienen pendiente impulsar el corredor ferroviario bioceánico, una cuestión que ya trataron el pasado noviembre el ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros, y su par de Paraguay, Arnoldo Wiens, durante un viaje de este a La Paz.

Los dos vicecancilleres coincidieron en las buenas relaciones bilaterales entre Paraguay y Bolivia y manifestaron su intención de seguir profundizando en ellas.

A principios de este mes, el ministro del Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, conversó con el embajador de Bolivia en el país, Reinaldo Llanque Arce, sobre este viaje y sobre otras cuestiones, como la migración, la seguridad o la construcción de un gasoducto para la provisión de gas natural boliviano al mercado paraguayo, así como la venta de gas licuado de petróleo (GLP). EFE

Compartí: