El Ministerio del Interior presentó este lunes el Protocolo de Facilitación Migratoria para venezolanos, que agilizará y flexibilizará los trámites para obtener la radicación temporal de esos ciudadanos en el país, después de que Paraguay rompiera en enero sus relaciones diplomáticas con Venezuela.


El titular de la cartera, Juan Ernesto Villamayor, señaló durante el acto que esta decisión responde a cuestiones de solidaridad con el pueblo venezolano y no a un “capricho geoestratégico” del Gobierno, que a pesar de cortar sus relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro sí reconoce a Juan Guaidó, quien se proclamó como presidente interino de Venezuela.

“Hemos flexibilizado normas entendiendo que hoy nuestros hermanos venezolanos no tienen condiciones para obtener la documentación respaldatoria que es imprescindible para conseguir un certificado que les permita habitar en nuestro país”, explicó el ministro.

Los ciudadanos venezolanos accederán a la radicación temporal, que en condiciones normales vence al año y se puede renovar hasta cinco veces, aunque en este caso se prolongará “por el periodo que dure la crisis en Venezuela”, como dijo el director general de Migraciones, Alexis Penayo.

Para obtener este documento, la Dirección de Migraciones exige a los ciudadanos extranjeros su documento de identidad, el pasaporte, visado en caso de requerirlo, certificado de nacimiento apostillado, certificado de antecedentes penales, también apostillado, certificado sanitario, certificado de vida y residencia, un documento que acredite la condición civil del solicitante y la demostración de solvencia económica.

Además, establece el pago de una tasa de unos 220 dólares (1.337.961 guaraníes).

Los trámites se demoran, en teoría, unos 90 días, aunque el proceso suele extenderse más allá de los tres meses.

Por este motivo, desde Migraciones confían en reducir este tiempo en el caso de los ciudadanos venezolanos para realizar “la expedición en forma rápida”, como comentó Penayo.

“Vamos a obviar ciertas obligaciones, como sea la autenticación o el apostillado de origen, como así también los antecedentes penales, el certificado de nacimiento, algunos pasaportes y otros requisitos que se necesitan para la radicación”, añadió.

Penayo insistió en que los documentos “siempre se van a exigir” pero serán flexibles si carecen de apostilla o legalización en Venezuela “de acuerdo a las necesidades”.

Migraciones ha expedido hasta el momento casi 250 radicaciones, según los datos proporcionados por su director, y espera emitir en los próximos 10 días el resto de solicitudes que se están tramitando.

Durante la presentación de este Protocolo también intervino el enviado de Guaidó en el país, David Olson, que agradeció a Paraguay la deferencia con sus compatriotas.

Olson señaló que en Paraguay residen entre 1.500 y 2.000 venezolanos que han encontrado en el país “un lugar que los recibe con los brazos abiertos”.

“Esperamos que próximamente sean los paraguayos quienes puedan venir a visitarnos a Venezuela (…). Estamos muy agradecidos de parte del presidente Guaidó; estamos a su disposición y a sus órdenes”, agregó el enviado de Guaidó en Paraguay.

En la misma línea se pronunció el presidente de la Asociación Civil de Venezolanos en Paraguay, Gisifredo Guzmán, para quien el Protocolo es “bastante interesante” y va a permitir que sus compatriotas “puedan regularizarse de una forma bastante sencilla”.

Fuente: EFE

Compartí: