Un ícono de su generación. La voz y el espíritu de Nirvana. Pasó a formar parte del "club de los 27" que integran otras leyendas del rock que murieron a esa edad, como Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Amy Winehouse, entre otros.


Kurt Cobain of Nirvana during the taping of MTV Unplugged at Sony Studios in New York City, 11/18/93. Photo by Frank Micelotta. *** Special Rates Apply *** Call for Rates ***

Para muchos, Kurt Cobain fue el último gran grito del rock. Vivió rápido y murió joven, a los 27 años, una edad maldita. Hoy hubiese cumplido 52 años. Nació el 20 de febrero de 1967 en Aberdeen,una pequeña localidad costera en el estado de Washington (Estados Unidos). Sus primeros años de vida lo marcaron para siempre: el divorcio de sus padres y algunos problemas que sufrió de violencia en la escuela. Todo ese sentimiento de bronca encontró su lugar de descarga en la música.

A los 14 años arrancó con la guitarra, y pasaba horas tocando sus canciones favoritas de Los Beatles. A los 20 años, junto al bajista Krist Novoselic y al baterista Chad Channing, le dio vida a Nirvana, un grupo dotado de energía rockera, con influencias en leyendas como Led Zeppelin y Pixies, entre otras.

Bleach fue el primer paso, un disco que llamó la atención de los críticos y que fue fundamental a la hora de darle vida al nuevo movimiento musical. En 1991, ya con Dave Grohl en la batería, Nirvana le dio vida a uno de los trabajos más importantes: Nevermind. Vendió más de 30 millones de copias y se transformó en el emblema de la generación grunge.

 Adicto a la heroína y con un severo cuadro de depresión crónica, Cobain fue encontrado muerto en su casa de Seattle, un 8 de abril de 1994, luego de haberse disparado en la cabeza con una escopeta, en momentos en que la banda había logrado establecerse como el gran fenómeno musical de la década. Así se sumó al selecto grupo de los 27 ( íconos de la música -como Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Brian Jones y Amy Winehouse- que murieron a esa edad). “Es mejor arder que apagarse lentamente”, escribió en una carta de despedida a su mujer, Courtney Love, y a su hija de año y medio, Frances Bean.

Fuente: TN

Compartí: