El ministro de Hacienda, Benigno López, dijo el martes a los medios que la mesa de diálogo sobre la reforma tributaria, integrada por distintos actores de la sociedad, tratará la semana que viene el Impuesto sobre la Renta Personal (IRP).


El IRP, junto con el impuesto a la soja, es una de las cuestiones más espinosas de la reforma y que más inquietud provoca a los de salarios más altos y a los empresarios sojeros.

López informó de que la mesa de diálogo va a “hablar la semana que viene el impuesto a la renta”, aunque no precisó si se planteará una subida de esta tasa a los salarios más altos.

“Habrá que analizar dentro de la Comisión, es una discusión que no vamos a evitar, pero yo estoy trabajando del lado de las deducciones más que del lado de aumentar la tasa”, señaló López ante los medios tras un acto del Banco Mundial en Asunción.

El IRP afecta este 2019 a las personas que en cualquier momento del año superen los 36 salarios mínimos, con lo que el ciudadano debe tener un ingreso mensual de 6.337.686 millones de guaraníes (poco más de 1.000 dólares), según la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

El ministro insistió en que el objetivo de su cartera es la “simplificación de los procesos”, y ese será el núcleo del borrador que presente ante la mesa de diálogo.

Además, Hacienda también se ha marcado con esta reforma el fortalecimiento de la tributación y de las aduanas y un acceso más fluido de la información.

López recordó que las propuestas de modificación de tasas “no salen del Poder Ejecutivo”, sino del Senado, que está esperando que Hacienda presente “un acuerdo relativamente cerrado en la sociedad civil”.

La comisión público-privada que estudia la reforma del sistema tributario de Paraguay comenzó a trabajar a finales de noviembre.

En Paraguay, los gravámenes directos no superan el 10 % y los indirectos se sitúan entre el 5 % y el 10 %, aunque los impuestos especiales pueden alcanzar el 16 %, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales de 2019.

Fuente: EFE

Compartí: