El presidente Mario Abdo Benítez celebrará por primera vez como mandatario el Día de los Héroes el 1 de marzo en Cerro Corá, lugar en el que murió el mariscal Francisco Solano López, en 1870, y donde se dio fin a la Guerra de la Triple Alianza, que enfrentaba al país con Argentina, Uruguay y Brasil.


Abdo Benítez se suma así a presidentes como su antecesor, Horacio Cartes, que también conmemoró ese día, festivo en Paraguay, en el Parque Nacional de Cerro Corá, en el departamento de Amambay, donde López, entonces presidente, murió a manos de las tropas brasileñas.

Las celebraciones del 149 aniversario de esa muerte comenzarán a primera hora de la mañana con el toque de la Diana Mbaya, surgido durante esa guerra, informó la Secretaría Nacional de Cultura.

Abdo Benítez estará acompañado de autoridades civiles y militares en el acto, que incluye un desfile militar y una ofrenda en el monumento central que se levanta en Cerro Corá.

Cerro Corá representa para los paraguayos el final de una guerra que diezmó la población y redujo la extensión territorial del país.

Durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870) la nación guaraní perdió a cerca de la mitad de sus habitantes, con lo que quedó una relación de cuatro mujeres por hombre, según los cálculos más aceptados por los historiadores.

Los paraguayos consideran un héroe al mariscal Francisco Solano López, que murió frente a los soldados brasileños el 1 de marzo de 1870, a orillas del arroyo Aquidabán.

Durante la contienda, las fuerzas aliadas acusaron a López de haber provocado la guerra y con ello condenado a la población de Paraguay.

Esa visión se intensificó tras la muerte de López, primando una corriente histórica que fuera de Paraguay le siguió culpando de aquella tragedia e instalando el retrato de un tirano ególatra e irresponsable.

Aunque la fecha oficial de la celebración es el 1 de marzo, el Ejecutivo decidió este año pasar el festivo al 4 del mismo mes.

Compartí: