Descargar el Audio

Héctor Figueredo, ex cónsul general de Paraguay en Buenos Aires, dio su versión sobre los hechos de denuncia por supuesto acoso sexual. "Bastante golpeado, mancillado en mi buen nombre, en prensa escrita y redes sociales fui vilipendiado por un supuesto hecho de acoso que me endilgaron gratuitamente", manifestó y aseguró ser una víctima.


Figueredo relató cómo fueron sucediendo los hechos. Ana Grissetti de 24 años, fue presentada al ex cónsul por el ministro Antonio Aranda. “El ministro le dice a la chica que soy nuevo y que íbamos a trabajar en la Embajada. Hablamos de recorrer y mirar departamentos porque yo estaba buscando uno”, contó.

Luego, la joven le escribe un mensaje y le platica que vive a 5 horas de Buenos Aires y fue ahí que, según la versión de Figueredo, este le invitó a quedarse en un hotel. “Mi invitación fue como caballero, que podía verle una habitación”, expresó.

El ex cónsul negó rotundamente que haya existido contacto físico con la estudiante, y confirmó que la conversación por chat es verdadero pero no en el contexto en que el se presentó. “Ese relato alguien le habrá redactado porque esa chica no tiene la capacidad. En su perfil hay fotos haciendo alusión a la marihuana, alcohol, semidesnuda”, cuestionó Figueredo.

“Fui dañado en mi imagen, en mi condición de padre, tengo familia, esposa e hijos que están pendientes de la situación. Tengo 4 hijos y por esta situación el menor ni a la escuela quiere asistir, le hacen bullying, por celular le mandan muchas cosas”, lamentó.

Figuerdo aseguró que llegará hasta las “últimas consecuencias” para aclarar el caso. “Yo ligué gratis este tema, esta chica fue pagada, fue inducida para que haga eso, estoy seguro y voy a comprobar en los estrados judiciales acá en Argentina”, agregó.

“Al principio pensé mucho hablé con el Presidente de la República y en homenaje a nuestra amistad, al buen funcionamiento de las cosas, para no trabar nada, decidí renunciar”, concluyó.

Compartí: