En su primera presentación oficial en un certamen continental, Deportivo Santaní escribió ayer una página definitivamente histórica dentro de su existencia al eliminar de la Copa Sudamericana al Once Caldas colombiano.


Luego del 1-1 en el Defensores del Chaco, tuvo una parada sumamente difícil en suelo colombiano, en casa de Once Caldas. Y allí se portó, venció 0-2 y logró el pase a la siguiente fase de la Copa Conmebol Sudamericana, gracias a la entereza de sus futbolistas, categoría individual y sacrificio colectivo, todos factores decisivos que obraron en consecuencia para sobreponerse al momento que se dio cuando Jorge Aguilar, futbolista blanquinegro, experimentó un duro golpe en la cabeza tras chocar con su compañero Wildo Alonso.

Situación que preocupó y conmovió en ese instante, aunque los reportes oficiales indican la recuperación efectiva del futbolista paraguayo.

El primer tanto fue obra de Cristian Aguada, cerrando en segundo palo, a los 38′ del primer lapso. Como el compromiso fue inerrumpido cerca de 9 minutos, por lo sucedido con Aguilar, el segundo tanto se registró en una de las últimas jugadas, a los 52′ y a través de Iván Cazal, tras un efectivo contragolpe aprovechando igualmente que el portero paraguayo Gerardo Ortiz abandonó el arco para ir a buscar la patriada.

Fuente: APF

Compartí: