El líder opositor Juan Guaidó, que hace un mes anunció asumir funciones como presidente encargado de Venezuela, dijo este sábado que los camiones con ayuda humanitaria provenientes de Colombia ya se encuentran en "territorio venezolano" y el Gobierno de Nicolás Maduro impide su avance.


“Anunciamos que los camiones de la ayuda humanitaria provenientes de Colombia ya están en territorio venezolano. El régimen usurpador está impidiendo su paso. No podrán con nuestra decisión irreversible de vivir en libertad”, afirmó Guaidó en su cuenta de Twitter.

Más temprano, Guaidó anunció “oficialmente que YA ENTRÓ el primer cargamento de ayuda humanitaria” a través de la frontera con Brasil y el presidente de la comisión parlamentaria para la ayuda humanitaria a Venezuela, Miguel Pizarro, aseguró que esta entrada de ayudas se logró gracias a la “movilización” del pueblo.

“Nuestra embajadora (en Brasil) Teresa Belandria y todo nuestro pueblo (indígena) pemón nos acaba de anunciar que ya ha entrado a territorio venezolano el primer camión de cargamento de medicinas de la ayuda humanitaria”, dijo Pizarro al ofrecer un balance de lo que ocurre en el país en el marco del ingreso de estas ayudas que Maduro rechaza.

Sin embargo, el diputado Américo De Grazia indicó que tras el paso “triunfal” del primer camión a territorio venezolano, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) “reprime con gases lacrimógenos” a los habitantes del estado Bolívar, fronterizo con Brasil.

Además, según la oposición, en las próximas horas llegará a las costas venezolanas un buque con toneladas de ayuda humanitaria desde las islas holandesas en el mar Caribe.

Este ingreso por Brasil y Colombia habría ocurrido pese a que Maduro ordenó el cierre de la frontera con ambos países.

El líder chavista ha reiterado su rechazo al ingreso de las ayudas que se almacenan en las fronteras con Colombia y Brasil y ha asegurado que estos alimentos son “cancerígenos”, sin mostrar pruebas.

Asimismo, se ha referido al cierre de las comunicaciones con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, todos territorios políticos de Países Bajos, y aseveró que se vio obligado a hacerlo porque se estaba “preparando una provocación”.

EFE

Compartí: