Como si de otro ejercicio cívico militar se tratase, la mayoría de los casi 5.000 asistentes al concierto "Hands off Venezuela" en el lado venezolano de la frontera con Colombia se movieron de un lado al otro y pusieron rostro al apoyo popular del chavismo gobernante.


Desde las 16.00 GMT empezaron a llegar al extremo venezolano del puente binacional Tienditas decenas de autobuses llenos de simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro que aseguraban venir desde distintas partes del país para asistir al recital que comenzó dos horas más tarde.

EFE

Compartí: