Descargar el Audio

La joven, cuyo nombre omitimos, denuncia que vino bajo engaños a Asunción pero nunca llegó al destino prometido. En una dura entrevista en "Siempre Pelusa", la joven de 28 años, contó que Lidia Meza, la víctima fatal del narcotraficante brasileño Marcelo Pinheiro, alias Marcelo Piloto la trajo de su Canindeyú natal para trabajar cuidando a una anciana, pero al llegar fue llevada a Luque, donde dos hombres la violaron. Producto de esa violación, quedó embarazada.


La mujer contó que vino de Canindeyú en octubre del año pasado con la promesa de cuidar a una abuelita, con un sueldo de G. 1.800.000.

Según su relato, se bajó en Calle Última, lugar en el que fue recogida por Lidia y dos hombres más en un auto negro. Fue llevada a la ciudad de Luque, allí ambos hombres la violaron. “Me llevaron cerca de un arroyito y abusaron de mi ahí. Ella no hizo nada, no me defendió, llegó a pergarme por la cara”, dijo.

“A la vuelta, nos quedamos en un callejon y ahí fue que escapé. Pedí ayuda a una moto y me indicaron como llegar a la iglesia de Luque. Le conté al padre que quería volver a mi ciudad, omití contar lo de la violación por miedo, porque es hombre y me dio dinero para su pasaje para volver a Canindeyú”.

Ahora la mujer está de vuelta en Asunción buscando protección porque tiene miedo, tras ver un auto similar al de sus agresores en su ciudad de origen. Las autoridades harán un seguimiento del caso tras la denuncia hecha en esta emisora.

Compartí: