Durante un cateo arqueológico, realizado frente al Palacio de Gobierno, se redescubrió unos metros de adoquinado que dataría del año 1928, por lo que técnicos de diferentes instituciones trabajarán para determinar acciones de conservación y recuperación de las piezas para su puesta en valor.


El arquitecto José María Calvo, consultor especializado en patrimonio monumental y encargado de las obras de restauración del adoquinado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones explicó las circunstancias en que se dio el reedescubrimiento.

“El pedido del presidente de la República es encontrar los adoquines que estuvieron frente al Palacio de Gobierno antes del 1989. Con el Ministerio de Obras iniciamos una serie de cateos arqueológico a fin de descubrir que teníamos debajo de la capa asfáltica”, explicó.

Señaló que en un primer cateo no se encontraron los adoquines, sino más bien estructuras relacionadas al antiguo ferrocarril, pero que en un segundo cateo en la zona de la Manzana de la Rivera, bajo la capa asfáltica se detectó una capa de hormigón de 27 centímetros pero la piedra propia del adoquinado que ya había sido levantada.

Siguiendo con los trabajos, este jueves se realizó un tercer cateo, oportunidad en la que se redescubrió el adoquinado que dataría del año 1928, por lo que ahora el objetivo es encarar un proyecto de restauración para su puesta en valor.

“Se trata de bloques de granitos que se utilizaron como lastres de los barcos provenientes de Europa, posiblemente italianos. La forma del adoquinado es el conocido adoquinado a la francesa que se configura a partir de arcos que parecen las colas de pavos reales que van superponiéndose unos sobre otros. Es una piedra fantástica, es un granito muy bien conservado”, explicó el arquitecto Calvo.

Durante un cateo arqueológico, realizado frente al Palacio de Gobierno, se redescubrió unos metros de adoquinado que dataría del año 1928, por lo que técnicos de diferentes instituciones trabajarán para determinar acciones de conservación y recuperación de las piezas para su puesta en valor.

Fuente: Agencia IP

Compartí: