El Ministerio de la Mujer presentó este lunes, con la presencia del presidente, Mario Abdo Benítez, y la Primera Dama, Silvana López, el Plan Nacional de Igualdad para los próximos cinco años, que se enfocará en "eliminar los obstáculos" para lograr la "igualdad real" entre hombres y mujeres.


Se trata del cuarto plan de ese tipo que se aplica en el país, “pero las brechas persisten”, indicó durante su presentación este lunes en un hotel de Asunción, la ministra de la Mujer, Nilda Romero, quien aseguró que, “a diferencia de los anteriores”, incluye “diferentes igualdades y no sólo la de oportunidades”.

“Estamos en condiciones de aspirar a más”, dijo, y el Plan, que delineará los objetivos y métodos de aplicación de políticas públicas durante los próximos cinco años, pretende “eliminar los obstáculos” que impiden alcanzar la “igualdad real” entre hombres y mujeres y que aspira a conseguir en 2030.

Para ello, el documento prevé eliminar “toda discriminación legal hacia las mujeres”, así como establecer “mecanismos” que favorezcan el “acceso igualitario” y la “permanencia” de las mujeres a los cargos de “toma de decisiones en todos los poderes del Estado”.

Asimismo, desde un “enfoque de derechos humanos” y de “eliminación de estereotipos discriminatorios”, el Plan establece las pautas para la elaboración de políticas públicas destinadas a la “eliminación de los obstáculos” que impiden a las mujeres desarrollar “una vida libre sin violencia” y su acceso a una “salud integral”.

Romero también indicó que buscará suprimir las trabas y “crear las condiciones” que posibiliten “el empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres”, así como las que les den un mejor acceso a la Justicia.

En concreto, anunció que dentro del Plan Nacional se implementarán proyectos específicos “de empoderamiento económico para las mujeres indígenas”, así como la creación de un observatorio de violencia machista, “para conseguir mayor efectividad en la prevención y sanción” de los agresores, en un país que cerró 2018 con 59 feminicidios, cuatro más que un año antes.

En ese sentido, reconoció que hasta la fecha, los esfuerzos para disminuir esos asesinatos, y toda forma de violencia contra la mujer, han sido “insuficientes”.

Por su parte, la representante en Paraguay de ONU Mujeres, Florence Raes, señaló que el Plan “nos brinda realmente una herramienta” para acometer una política pública “no sólo ambiciosa, también muy práctica”, porque “identifica los obstáculos en cada área” y recalcó que se enmarca dentro de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Y añadió que cumple asimismo con el “desafío a nivel global”, marcado por la ONU, en el “combate a las desigualdades y discriminaciones que afectan a las mujeres y las niñas”, y sentenció que “la igualdad es un buen negocio para todos”, porque contribuirá al crecimiento económico de Paraguay.

La ministra aseguró que la reducción de la desigualdad entre hombres y mujeres será una “política de Estado” en la que estarán involucradas todas las instituciones, una idea enfatizada con la presencia del presidente en la presentación del Plan Nacional, así como de numerosas autoridades nacionales y los representantes diplomáticos acreditados en Paraguay.

Durante el acto se rindió un homenaje a la “mujer paraguaya”, cuyo día se celebró este domingo, y que estuvo encarnada por la última ganadora del concurso de belleza Miss Paraguay, Verónica Viveros, ataviada con un traje tradicional del siglo XIX, como reconocimiento a las “mujeres que reconstruyeron el país”, tras la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).

Fuente: EFE

Compartí: