Tras el procedimiento irregular por parte de oficiales de la Policía Nacional que derivó en balacera contra un transporte escolar ayer en de la ciudad de Areguá, el Ministerio del Interior decidió iniciar una investigación y apartar del cargo a los agentes involucrados, además de asistir económica y psicológicamente a las víctimas.


En la tarde de ayer, tras un procedimiento irregular por parte de oficiales de la Policía Nacional, dos niñas de 8 y 11 años resultaron heridas por parte de los uniformados que realizaron disparos contra un transporte escolar en el barrio Caacupemí, de la ciudad de Areguá.

Según datos proveídos por el Ministerio del Interior, la más pequeña fue impactada por proyectiles en ambas piernas y en un antebrazo, mientras que la otra sufrió un refilón en un codo y que ambas se encuentran ahora fuera de peligro.

En conferencia de prensa el viceministro de Seguridad Interna, Hugo Sosa Pasmor, informó que se destituyó del cargo al director policial del Área Central, Justo Ojeda, quien fue reemplazado por Carlos Aguilera. En tanto que como jefe de Investigación del Área Central, asume el cargo Germán Arévalos en reemplazo de  Nelson Alderete.

Así también fueron apartados de sus funciones y sumariados los oficiales Néstor Gerardo Vázquez Guerrero, Jorge Manuel Cañiza, Cristian Llanes Servín, Marcial Flores Gauto y Mario Luis Fariña Echeverría.

“Nosotros como institución nos haremos cargo de todos los gastos materiales ocurridos tras el procedimiento y asistiremos a las víctimas para sobrellevar el daño emocional con ayuda de los psicólogos de la institución y vamos a proteger para que las víctimas para que puedan salir de este percance”, reafirmó Pasmor.

El viceministro Pasmor aseguró que Asuntos Internos de la Policía Nacional solicitó un plazo no mayor a 40 días para dar a conocer los resultados de la investigación que inició ayer.

Compartí: