Actualmente, muestras son procesadas en el laboratorio de referencia nacional y se están realizando las gestiones para el envío al centro de referencia regional. Además, se efectuaron entrevistas para verificar la presencia o no de roedores en la zona, así como limpieza de predios, con apoyo de la Municipalidad de Capiatá.


Ante la notificación de un caso con sospecha de Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH), en el distrito de Capiatá, departamento Central, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social ha conformado un equipo interdisciplinario para realizar las investigaciones y desencadenar las acciones de intervención comunitaria.

Actualmente, las muestras son procesadas en el laboratorio Central de Salud Pública y se están realizando las gestiones para el envío al centro de referencia regional.

Intervenciones

Contemplan visitas a las viviendas del área, a fin de realizar censo a los pobladores e identificar si existieran casos similares.

Además, se efectuaron entrevistas, de manera a verificar la presencia o no de roedores en la zona. Se procedió a la limpieza de los predios con el apoyo de la Municipalidad local.

Se han impartido mensajes y recomendaciones a la población, de los cuidados a tener en cuenta ante la aparición de roedores o de rastros de su presencia en las casas, a fin de disminuir los riesgos de un posible contagio de enfermedades trasmitidas por estos vectores.

Datos de nuestro país

En Paraguay, el Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) es una zoonosis endémica de la Región Occidental o Chaco, principalmente en los departamentos de Boquerón y Pdte. Hayes, en donde se registran anualmente en promedio unos 20 casos. El agente etiológico asociado a la mayoría de los casos es el virus Laguna Negra, que tiene como reservorio al roedor Calomys laucha o laucha de campo.

En el año 2018, se confirmaron 23 casos en las regiones endémicas para la enfermedad (Chaco Paraguayo). En lo que va del 2019, se tiene un caso confirmado en el Departamento de Boquerón.

Acerca del Hantavirus

Los roedores pueden ser transmisores de varias enfermedades al ser humano, entre ellas: hantavirus, leptospirosis, salmonelosis, tularemia. Los roedores involucrados con la transmisión del hantavirus son silvestres, que no corresponden a los hallados en las zonas urbanas que invaden las viviendas.

Medidas preventivas

Este virus se encuentra en la saliva, heces u orina del animal. La enfermedad se transmite al ser humano por el aire, tras la inhalación de las excretas que suben con el polvo.

• Eliminar los ratones de las viviendas. No se recomienda atrapar roedores vivos en trampas. No recogerlos nunca con las manos.

• Ventilar y mantener limpios los ambientes cerrados, sobre todo aquellos lugares utilizados como depósitos, silos, etc.

• Antes de ingresar a algún recinto que ha permanecido cerrado por mucho tiempo, se recomienda antes de realizar la limpieza, previamente humedecer el piso, de modo a evitar aspirar las partículas del virus que puedan expandirse a través del polvo.

• Es necesario evitar el contacto con los ratones pequeños y sus madrigueras y no perturbar sus refugios.

• Almacenar debidamente los alimentos en frascos o recipientes cerrados.

• Disposición correcta de basuras. Juntar la basura en bolsas de plástico, cerrarla de manera correcta y depositarla en contenedores habilitados para el efecto.

Síntomas

Fiebre, náuseas y/o vómitos, tos, cefalea, dolor abdominal y dificultad respiratoria. Dado el período de incubación del virus, pueden presentarse hasta 45 días después de la exposición.

Consulta oportuna

Si vive o ha visitado la zona del Chaco paraguayo, que es un área permanente de transmisión de hantavirus, o si realizó viajes a zonas endémicas de otros países del Cono Sur, como Argentina, se recomienda consultar de inmediato al servicio de salud ante la presencia de los síntomas mencionados.

Fuente: MSPB

Compartí: